viernes, 9 de junio de 2017

EL ASCENSOR DEL DIABLO

    Es cierto que cuando uno toca la peculiar superficie de la piedra horadada que se encuentra en el cruce del jirón Junín y la Calle del Suspiro, siente ese frío incógnito que sólo el inframundo puede ofrecer. Hoy hablaremos de la Calle de Peña  Horadada.

¿Más sabe el diablo por viejo?, ésta anécdota contada por tantas plumas y laringes, hace pensar que la mera limeñada de esos años puso al  diablo en aprietos cuando viose éste atrapado entre las fervientes procesiones del Cristo Moreno y el de la Virgen del Carmen. No me cabe en el cuerpo pensar el estado de desesperación de Don Diablo por horadar esa peña que encontró como obstáculo en su camino a la huida. 

Placa de calle en la cuadra 9 del jirón Junín.

Arturo Montoya nos narra en la página 72 del Romancero de las Calles de Lima, lo siguiente:

"El encuentro a que refiérome
Romancero de las Calles de Lima - 1933
  es el de la Forma Santa, 
  que todo Lima recorre
  i a malos mengues espanta.
  Pero, uno de aquesos días, 
  el diablo hacia Lima avanza
  i tiene aquese encuentro entre 
  el Carmen i las Descalzas.
  Como una peña le impide 
  la hüida precipitada,
  haciendo esfuerzo diabólico,
  la peña en cuestión taladra
  i, dejando olor a azufre,
  por calle vecina, escapa
  hacia el infierno, sin duda,
  que no es cosa averiguada,
  Esa calle, desde entonces,
  no crean que es  patarata
  los lectores de estos versos,
  se llama PEÑA HORADADA."


Pese a las especulaciones y leyendas narradas por lugareños y escritores como Ricardo Palma y Arturo Montoya, Don Antonio Eguiguren nos cuenta en su obra "Las  Calles de Lima" (1945), que para ocupar la acequia pública, cuando la necesidad aprestaba en esas apremiantes situaciones, un Maestro de Pupilos colocó en la esquina de aquella calle, o sobre la acequia, una "piedra horadada", así es, para el Dr. Eguiguren la peña horadada no era más y nada menos que un simple retrete. Finalizamos, con el dato que nos regala Bromley asegurando que en el año 1613, la calle llevaba el nombre de "Cuadra Tercera del Cercado", así mismo, nos cuenta que en esta misma arteria urbana vivió el sabio naturalista italiano Antonio Raymondi; y nació el poeta coronado D. Luis Benjamín Cisneros.

Termino este artículo con una ilustración, hecha por -Vronzon- inspirada en las historias contadas sobre la piedra horadada,  me llamó mucho la atención puesto que nos muestra a Don Diablo más bien saliendo de la peña con una flama en la mano y ya no escapando temeroso, ¿Será, entonces, el orificio de la Peña Horadada un ascensor por donde éste personaje nos realiza visitas regulares?, que su respuesta le ceda el paso a su imaginación.

📍
Podrán encontrar cerca a ésta calle: la Plaza Italia, donde pueden almorzar platos criollos o merendar picarones dorados bañados en miel, los restos de la casona El Buque, afectada por numerosos incendios pasados y la ya mencionada Peña Horadada.

Salida del Diablo de la Peña. Ilustración por Jose Antonio Vallejo Garnica


📚
Fuentes:

Romancero de las Calles de Lima / Serie IV - 1933
Arturo Montoya

Las Calles de Lima - 1945
Luis Antonio Eguiguren

Las Viejas Calles de Lima - 2005
Juan Bromley

miércoles, 7 de junio de 2017

La Calle de los Solitarios

Antigua placa de calle

      La primera vez que vi ésta placa en un amplio muro del Jirón Lampa, me pregunté: ¿qué habría podido suceder para que le pusieran aquel nombre que se refiere al abandono?, empecé a generar suposiciones, como creer que por ahí llegaban nuestros difuntos antepasados a ser parte de la gran osamenta de las catacumbas en San Francisco, pensé también, que se le asignó ese nombre por encontrar, de cuando en cuando, alguna almita vacilante vagando por esa corta calle que te lleva a las laderas del río Rimac. Sin embargo, ninguna de mis suposiciones se acercó a la verdadera razón detrás del nombre que toma la Calle de La Soledad, a continuación su historia y cómo llegar a ella.

De la Plaza de Armas se toma el jirón Junin y volteando a la izquierda llegamos al jirón Lampa, donde encontramos la plazuela de San Francisco, frente a ésta, en lo alto, se encuentra dicha placa. En esta pequeña calle, en el  pangulo izquierdo con la plazuela, se levantó en el último tercio  del siglo XVI la Calle de los Hermanos de Nuestra Señora de La  Soledad, cuyo antiguo título fue el de la Presentación de Nuestra Señora, la capilla fue alterada en 1672, en la época neoclásica.


Acerca de la antigüedad del nombre de esta calle, hallamos que en 1691, Da. Catalina de Rivadeneyra ofreció comprar un solar "en la calle que llaman de La Soledad".



📍

¡Los invito a encontrarla! actualmente existen en la misma recta y alrededores, cafeterías, restaurantes y tiendas de souvenirs. 






Placa de calle con descripción
Cojín elaborado por La Plebeya.

📚 Fuentes: 

Itinerarios de Lima 
Itinerario N° 1 -  Zona A

Héctor Velarde - 1990

Las Viejas Calles de Lima
Juan Bromley - 2005

EL ASCENSOR DEL DIABLO

    Es cierto que cuando uno toca la peculiar superficie de la piedra horadada que se encuentra en el cruce del jirón Junín y la Calle del...